3 RAZONES POR LAS QUE NO DEBES DARTE POR VENCIDO

                                  CUANDO LLEGO AL FIN DE MI

     Hay innumerables historias de hombres y mujeres, algunos muy jóvenes que se les termina el camino y no ven nada frente a ellos… llegan al fin de ellos mismos.

     Lamentablemente muchos se rinden y los vemos en las calles perdidos sin esperanza alguna.

     En la pequeña ciudad donde vivo hace poco un niño de 12 años decidió quitarse la vida. Y muchos otros han tomado como solución el suicidio al no encontrar salida a ese estado depresivo y terrorífico que el enemigo de la humanidad «Satanás» está usando para destruir masivamente a las personas.

     ¿Estamos exentos de llegar a ese estado de sentir que es el fin, que no tenemos nada que nos motive a seguir viviendo? Por supuesto que no!!

      Todos estamos expuestos!! Sea que tengas una hermosa familia, un buen empleo, seas pobre o muy rico, en cualquier momento puedes encontrarte en ese » lugar indeseable «

     Mencionaré a dos hombres de la Biblia que llegaron a ese punto, aún cuando conocían a Dios, su poder y su presencia.

     ¿Por qué no morí yo en la matriz, o expiré al salir del vientre? Job 3:11

     Job, hombre considerado íntegro por Dios; fue probado de tal forma que pensó que mejor hubiese sido no haber nacido.

     ¿Ha pasado alguna vez este pensamiento por tu mente? Estoy completamente segura que si. Somos humanos, y aunque algunos nos creemos fuertes, duros e invensibles, dice la Palabra de Dios que somos como la hierba del campo que amanece verde y hermosa, pero al acabar el día se marchita.

     Otro personaje muy importante en la Biblia fue el profeta Elías. Lo perseguian para matarlo y el se fue al desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un arbusto; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehova, quítame la vida pues no soy yo mejor que mis padres 1 Reyes 19:4.

     Muchos han criticado estas palabras del profeta, diciendo y dónde estaba su fe, o ¿no habia visto bien las maravillas que Dios había hecho a través de el mismo? Muchas veces nos olvidamos de ponernos en el calzado de los demás y hablamos apresuradamente.

     Ahora bien, ¿estuvo Dios con ellos en esos momentos? por supuesto que si!, si leemos completa la historia, puede que sonriamos al ver el amor del Dios de Job y de Elías. ¡El los sacó a flote, les dió esperanza y una victoria poderosa en su batalla !

Quiero compartir contigo 3 razones por las que no debes darte por vencido al llegar al fin de ti, al fin de tus fuerzas.

1. No naciste por casualidad.

Dice Isaias 44:2  Yo soy tu Creador. Te cuidé aún antes de que nacieras.

Un párrafo del poema de Russell Kelfer dice asi:

Vas tras la búsqueda de una razón,

Errores no comete Dios,

Te entretejió en el vientre, no eres ilusión,

Eres justo lo que El quería hacer.

2. Te creò con propósitos, con metas, trazó un camino para ti.

Lo que te toca hacer a ti, nadie más lo puede hacer. Por esa razón puedes conseguir con la ayuda de tu Creador los propósitos para tu vida y ser feliz en ejecutarlos, te tomará toda la vida, nunca te sentirás inútil sin razones por las que no vivir.

3. Para Dios tu vida es muy importante, porque ella no termina aqui en la tierra.

El ser humano se engaña al creer que si termina con su vida,  que para ellos no tiene sentido, o se entrega al olvido, desconectándose de la realidad en ese momento gris o de oscuridad que puedan estar pasando; (y que les aseguro es momentáneo), van a sentir alivio o descanso, pero lamentablemente no es asi.

Como ya les dije no somos un accidente, Dios nos dió la vida.

Jesús dijo: Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia.

Dios pide tu corazón y tu corazón es tu vida. Jesús tambien declaró: El que oye mi Palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna, no será condenado, mas ha pasado de muerte a vida.

Hay una vida después de esta vida, ya sea para vivir eternamente o morir por la eternidad.

NO TE RINDAS !!

Eliasib Guerrero Chacín

Expositora de la Palabra